Category

Estilo e Imagen

Category

Cuando llega el frío, empezamos con la locura del cambio de armario y las compras de nuevas prendas de la colección para ampliar nuestros looks durante el invierno. En fin, una historia muy conocida.

En este programa de Lista Chic transmitido por Eurolatina Televisión les cuento cómo llevar looks de inverno con lo que estaremos en tendencia cada temporada y llevando todo que seguramente ya tenemos. Aquí mis recomendaciones para estar siempre in.

Hasta la próxima

Ser generoso es compartir, pero complementaría con que se pueda hacer un uso de ella. Por ello comparto esta entrevista para Yahoo! Vida y estilo con la cual estrené el año 2021, aportando mi grano de arena como asesora de imagen para contarles sobre la moda y el estilo a los 40 para sentirse a plenitud. Agradecimientos a la periodista Adriana Terán por este espacio.

Leer todo el artículo aquí: Estilos de moda para mayores de 40: la mejor época para lucir maravillosas

Con la experiencia consolidamos nuestra identidad y nos adaptamos a las tendencias que nos favorecen.

¿Quieres saber cómo usar las tendencias actuales? Lee aquí.

¡Hasta la próxima!

En sus orígenes el terciopelo está asociado al lujo, porque fue un textil muy apetecido por la realeza, y en la Edad Media se utilizó este para elaborar los trajes de nobles italianos y franceses.

¿Qué es el terciopelo? ¿Qué le da ese aspecto suave a simple vista? un tejido entre dos fibras y una trama que a la vista son unas fibras velludas y largas, de aspecto tupido, brilloso y suave al tacto.

El terciopelo más costoso está realizado en seda, algodón o lino. Según su composición es más o menos rígido al tacto y al uso que se le dará en determinadas prendas. Por ejemplo en chaquetas.

En este paseo por los paisajes manchegos de Consuegra, se da encuentro un mundo de contrastes, tierras mediterráneas que sirven de marco para llevar un vestido con amplia caída y corte perfecto para esta estación. Una idea para ser la invitada perfecta de una velada bajo el atardecer.  


Podría ser una Dulcinea en los ojos de Quijote, una exageración del calor, como unos molinos convertidos en monstruos. La realidad es una mujer dueña de su estilo.

Créditos: Consuegra, Toledo
Fotografía: Carlos Silva Benítez
Joyas: Pendientes por Daniel Espinosa.Jewerly
Vestido: Shein

Usar diferentes piezas sobrepuestas se ha convertido en una tendencia, pero en realidad es una necesidad. A la vista del entretiempo como llamamos a esa temporada entre la primavera y el verano, que hace unos días calor y en otras horas todavía se siente las bajas temperaturas.

En esta época con la llegada de los rayos del sol y aburridas de las prendas de invierno empezamos a quitarnos las capas más gruesas y ponernos otras más ligeras al tono de la estación.

También las marcas nos animan a suspirar por tiempos más cálidos con modelitos para apurar el verano.

Tendencia con tres piezas

Con todo este apremio ya podemos llevar las prendas de 2021 con creatividad, (muchas de ellas son las mismas que del año anterior). Aquí unas ideas de cómo llevar tendencia con tres piezas:


Por ejemplo, combinar una falda de animal print es lo más sencillo conjuntados con piezas de un tono.

Otra pieza como el crop top o camiseta que todavía tendríamos que esperar hasta el verano, en el entretiempo podremos usarla sobre otras piezas. Este estilo ha tomado mucha fuerza y lo podemos ver sobre camisetas y blusas.

Los top con mangas abullonadas que tímidamente lo hemos visto el año pasado, pero con la cuarentena por delante apenas pudimos lucirlas. Ahora será el momento de darle más salidas.

Y aunque todavía no llevemos los pies al aire, se puede optar por llevar unos botines de color y algo más ligeros.

¡Hasta la próxima!

Las temporada de frío en que la las noches son más cortas nos hacen automáticamente pensar en que nuestras prendas exteriores como chaquetas y abrigos tienen que ser de colores oscuros.
Nada más alejado a la realidad y lo explico.

Esto sucede por dos situaciones, porque el negro combina con todo, como una opción socialmente aceptada, también porque se relaciona con la elegancia, pero un invierno largo y negro, no hay ánimo quien lo levante. Lo segundo es que el negro es muy práctico para aguantar varias salidas, incluso todo el invierno, si te has comprado un buen abrigo de lana, ten por seguro que harás pocas visitas a la tintorería llevando un buen cuidado.


La crème de la crème

Luego de todas esta ventajas, nos encontramos con las prendas de colores claros, que sin duda son los que más regalan calma a los inviernos y alegría a la primavera.
Se trata de las tonalidades crema y beige, que son las que mejor sientan a todos los tonos de piel y edad, además es uno los básicos imprescindibles. Lo recomendable es elegir diferentes tonalidades de beiges, crema, nude hasta camel. Por supuesto, añadir blanco, servirá para iluminar el atuendo y para romper una imagen monocromática, como guinda de pastel es preciso llevarlo con un print interesante para dar el toque de contraste.

Importante: lograr una mezcla de texturas y tonos para dar el efecto wow, así ir calentita, animada y con estilo.

Aquí mi propuesta para llevar el frío desde invierno a primavera con el color que será siempre tendencia. Botas crema que le dan ese toque trendy, una falda con textura a piel de durazno, un jersey de tacto suave (como peludito al igual que la boina), un top blanco cuello perkins y en este caso el acento fue la chaqueta de cuadros beige y marrón. Hasta la cartera tenía su detalle beige.

Botas: Shein; Abrigo: Zara; camisa y cartera Karl Lagerfeld, Jersey; Bershka.

¡Hasta la próxima!