Tag

Inspírate y prueba

Browsing

Tenía muchas ganas de mostrarle esta combinación romántica y lady. El resultado es la unión de una pieza casual con otra más formal.  Cómo no enamorarse de la camiseta fantasía. Esta es de Agatha Ruiz de la Prada, con corazón muy rojo y gigante, con aplicaciones miniaturas a modo de confeti.
La falda  midi, de clara inspiración de los años 50, es de una textura más elegante y algo abullonado. Desde luego, las faldas y camisetas son un buen conjunto lady chic.

El sitio para estas magníficas fotos fue en el Museo ABC que hacía contraste con este look.

¡Hasta la próxima!

   

Me surgían las preguntas. ¿Qué tiempo hará? ¿Dónde será la recepción? ¿A qué hora será la ceremonia?¿ En el jardín? Todas ellas  fueron necesarias responderlas para acertar con un look fabuloso.

Se trataba de una boda familiar en Francia, en las afueras de la ciudad de Nantes. Para más detalles fue en un hermoso castillo, llamado Château de la Gressière, que perteneció a una familia de caballero en la población de la La Bernerie-en-Retz en Pornic. Los contrayentes eran mi primo y su bella novia con los que compartí el día más especial de sus vidas.

Al ser invitada el punto es un equilibrio en no llevarnos el protagonismo, pero también mostrar que estamos de celebración :-). Como sugerencia de estilo es estar con el vestuario según la agenda del evento, los lugares,  y las horas de recepción.

En esta ocasión la ceremonia de la boda se realizó a las tres de la tarde en la preciosa iglesia de Clion que data del siglo XIII, luego nos trasladamos a pocos minutos a las estancias de castillo para la recepción al aire libre acompañado por un conjunto de música, para luego pasar a otra estancia para un concierto de piano y posteriormente a la cena y el brindis.

Ya sabemos que después del gran “sí quiero”, las palabras y la tarta de bodas, llegó el momento de bailar.
Aquí comparto algunos tips que me ayudaron a elegir el atuendo, previo al viaje desde Madrid.

Es importante tener en cuenta que el look debe durar horas y que también implica que debemos estar cómodas, porque ya sabemos que muchas veces lo sacrificamos todo por un vestidazo o unos tacones de altura.

Al ser una boda desde temprano el largo del vestido es opcional y dada la condición de invitada se puede optar por piezas más alegres o menos rígidas. Mi opción fue un modelo Jumpsuit porque podría estar acorde con el paso de tarde a la noche. Me había probado varios, pero este acertó con mi tipo de cuerpo y me entusiasmó el detalle delicado de los encajes y a la vez era un color rojo elegante que iluminaba mi rostro de felicidad.

 

Sombrero sí o no
1.- Aunque me empeñé en usar un fabuloso sombrero, por las horas que iba a estar bajo el sol y luego otras bajo techo, preferí llevar el cabello suelto con unas ondas.

Ni tonos pastel, ni largos imposibles
2.- El rojo para las morenas nos luce de maravilla y logra ese efecto buena cara. Así que ni lo dudé. Por la hora la opción jumpsuit estába muy claro.

Zapatos de vértigo vs planos
3.- Lección aprendida. Las francesas eso de ir “bellas viendo estrellas”, no es lo suyo, bellas y cómodas, sí. Las invitadas llevaban un segundo cambio de zapatos flats o zapatos de baile. ¡vaya!. En mi caso, me lleve sandalias con plataforma que me descansaron el pie, sin embargo podría llevarme otro cambio.

Accesorios off
4.- Amo el concepto de menos es más, también soy amiga de llevar alguna pieza que destaque. Utilicé el cinturón bordado en color negro, plata y oro que alegraba el traje unicolor. El código de color oro lo usé para unificar toda la composición con los zapatos y delicadas joyas.

Contraste personal
4.- Para que el look tuviese armonía con este “je ne sais quoi”. Más como un gusto personal fue complementarlo con un punto de color distinto. En mi caso, usé el turquesa en el bolso tipo clutch.

¡Hasta la próxima!

Jumpsuit: Mango
Shoes: Studio F
Clutch: Carolina Herrera
Cinturon: Parfois
Joyas: Daniel Espinosa